miércoles, 21 de septiembre de 2016

Centros de transformacion subterráneos y prefabricados



Los hay subterráneos, a los cuales se accede mediante una trampilla con acceso directo desde la propia vía pública. Los que vemos en edificio prefabricado y en obras civiles son también opciones en las que se ubican los centros de transformacion de www.matyse.es/ necesarios para convertir la energía eléctrica en útil para el consumo. Los hay en edificios situados en planta baja o sótano, que suelen ser muy habituales en edificios de viviendas y públicos por el tipo de potencia que demandan. Pero seguimos viéndolos en superficie como bloques compactos cuando el espacio público es reducido y esta es una buena opción.

En centros prefabricados hay una variedad de construcciones pensadas para cada utilidad. Estas soluciones suelen ser monobloque y multibloque, de las cuales destacan modelos que vienen configurados de fábrica y solo precisan ser ubicados, y los que permiten ser montados en la obra y eso les facilita ser transportados a accesos más difíciles. Incluso pueden ser ubicados en subterráneo aunque no sean la mayoría, pero hay ocasiones que el espacio público es reducido y es la opción a la que recurrir.
  
Incluyen las características de mantenimiento, ventilación y seguridad, entre otras, que obliga la normativa vigente en este caso europea y solo tienen acceso a ellos el personal autorizado, empresa o cliente en el caso de que sea suya la propiedad. Para cumplir el reglamento vigente, se deben realizar inspecciones periódicas cada 3 años y todas las instalaciones de baja tension de 30 kilovoltios están obligadas desde el origen de puesta en marcha de las mismas.

Cabe indicar también que estos centros prefabricados destinados para áreas con dificultades climatológicas o ubicaciones arriesgadas como cerca del mar u otros centros acuáticos, zonas selváticas o habitualmente cubiertas de hielo o nieve, estas construcciones deben estar protegidas y aisladas conforme a los requerimientos que establece la normativa en cuestión, pero también con el acceso útil habilitado para la inspección y mantenimiento cuando correspondan dichas tareas.

Y es que sea cual sea el tipo, todos los centros de transformacion están sujetos a la normativa en cuanto a instalaciones eléctricas de baja tensión que indica la regularidad y ejecución de las revisiones necesarias para optimizar el correcto funcionamiento de las mismas. Así pues, el personal que ha sido formado previamente, conoce a fondo las medidas de seguridad que se llevan a cabo confiando en las tareas oportunas la integridad de los aparatos y de los usuarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario