martes, 27 de mayo de 2014

Maquinaria para el jardín ¿Cómo preparar el terreno para el cultivo?

Hoy he empezado a montar el jardín de una casa de campo que compré en una subasta hace no mucho tiempo. El jardín tiene malas hierbas que alcanzan el metro de altura. Además tiene varios árboles y setos (ya secos) que dificultan la vista del paisaje tan hermoso que tiene la zona (razón por la cual me interesé en la casa de campo).

El caso es que el terreno está hecho un asco, y para dejarlo listo para el cultivo, he elaborado un plan de intervención por pasos. Espero que mi plan pueda servir de ejemplo a otras personas que se encuentren en el miso lugar que yo y con la misma incertidumbre.

Como vamos a necesitar maquinaria para el jardín para preparar el terreno (se puede hacer sin ella pero es más rápido y eficaz si es con maquinaria), os he preparado una lista con todo lo que necesitaremos:

- Una segadora: para acabar con todas las malas hierbas que estén creciendo en la superficie.
- Un corta setos: para cortar los setos que impidan el paso o lo dificulten.
- Una motosierra: para cortar troncos secos con raíces tan profundas que se hace imposible arrancarlos o para cortar cualquier cosa de madera realmente...
- Un soplador manual: para recoger todas las malas hierbas cortadas que hayan por el suelo.

Nota: No es bueno que pretendamos destruir por completo el ecosistema que se ha formado en el jardín. Nuestro objetivo debe ser convertirlo en terreno accesible y útil para el cultivo por lo que no hay que cortar todos los arboles ni todos los setos, solamente los que molesten o dificulten el trabajo.

maquinaria para el jardin

Para preparar el terreno para el cultivo, seguiremos estos pasos:

1. Lo primero que haremos será segar todo el suelo con la segadora hasta dejar el terreno visible (en mi caso, se ha quedado como si hubiese cortado el césped recientemente).

2. Para eliminar la hierba cortada, utilizaremos el soplador manual. Lo que hay que hacer es conducir (con el aire) la hierba cortado hacia una esquina o montón para facilitar su recogida.

3. Una vez hayamos dejado el terreno libre y recogido los montones de malas hierbas, podemos empezar a imaginar como queremos organizar el terreno para el cultivo.

4. Antes de ponerme con los setos, me he dado cuenta de que puedo utilizar algunos para separar zonas, así que no voy a cortarlos todos (lo que sí voy a hacer es darles forma para que no ocupen demasiado espacio).

5. Una vez hayamos terminado con los setos, nos queda eliminar los árboles que más nos molesten. Hay dos en concreto, que están pegados a la casa y me dejan todo el porche, techo y entrada lleno de hojas de pino constantemente, así que cortaremos estos dos.
Nota: Si el árbol es considerablemente grande es preciso tener mucho cuidado e incluso pensar en contratar un profesional. Si no estamos por la labor de contratar un profesional, con mucho cuidado debemos ir cortando por el lado opuesto hacia el cual queremos que se caiga el tronco, es decir, si quiero que el tronco caiga alejándose de la casa, tendré que empezar a cortar por el lado del tronco más próximo a la casa.

6. Para finalizar, nos desharemos de las malas hierbas, troncos y setos cortados. Una vez hayamos hecho esto ya tendremos el terreno listo para comenzar a sembrar.
Nota: Recomiendo habilitar una zona seca y fresca de la casa para guardar la maquinaria para el jardín siempre bajo techo, una vez que hayamos acabado de usarla. Si dejamos la maquinaria de jardín al aire libre, el aire, el polvo exterior y sobretodo la lluvia podría estropearla en poco tiempo.

¡Espero haber sido de alguna ayuda para vosotros! Un saludo